Cuando el dinero no entra por la puerta, el amor sale por la ventana

Leo atónito los comentarios de una publicación en Linkedin en la que unos TPRL acusan a otros TPRL poco menos de intrusismo en el ejercicio de la profesión de ¡¡TPRL!!! y casi pierdo la fé en que algún día mi lucha personal sirva de algo.

Los unos reivindicando para sus titulaciones universitarias la potestad de ejercer en determinados sectores (por no decir que en todos) y los otros reivindicando lo contrario, aludiendo todos ellos a “competencias profesionales” que al parecer, por algún mecanismo que desconozco, les convertiría en el paradigma del TPRL por excelencia, olvidando naturalmente hablar de las numerosas e inquietantes “incompetencias”. Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: