Si tienes más de 40, no busques conspiraciones, es el mercado…

tarta cerezasCada vez más, personas que como yo han sobrepasado los 50 y no han encontrado aún su trabajo, se quejan amargamente de la “discriminación” por edad en el acceso a cualquier puesto de trabajo. Pues bien, yo así lo creía, pero he llegado a la conclusión de que no se trata de discriminación, no se confundan, se trata de mercado, de saber comprar.

Y cuando digo mercado me refiero al mercado típico de los barrios antiguos, donde compras al tendero que conoces de siempre aunque das por sentado que te va a colar fruta golpeada, demasiado madura o demasiado verde mezclada con lo que has creído comprar, oculta en el fondo de la bolsa de cerezas.

Ese  mercado donde Quique, es el frutero de toda la vida, como Manolo es el panadero y Carlos el pescadero. Todos son conocidos y aunque te cuelen esos goles pasados de fecha “son de confianza” y eso te deja más tranquilo, ¿para qué arriesgarte con lo desconocido si más vale malo conocido?.

La otra opción es irte a un centro comercial o al hipermercado de cualquier mega-cadena. Allí te venden fruta barata, recogida casi siempre en verde pero que si le das un tiempo y no tienes prisa ya irá casi madurando poco a poco si no se echa a perder. Eso sí, te la sirves tu mismo que hay que ajustar costes y acabarás por hacer cola para cobrarte a ti mismo y de paso te cargas a las cajeras de toda la vida, sin contar los efectos sobre los que han de cultivar las cerezas. Pero ¿qué más da?, te ahorras una pasta y los clientes de tu pastelería se comen cualquier cosa, solo hay que añadirle más azúcar.

Pero cuando ya no queden cerezos en el pueblo porque alguien ha encontrado una fórmula magistral para traer las cerezas a mitad de precio desde China, mucho más baratas y que además “brillan”, tal vez, solo tal vez, necesites hacer una tarta para el concurso de tu vida y descubras que hace mucho tiempo que no sientes el sabor de una fruta madura, recogida en su preciso momento, mimada y cuidada desde que el árbol era una semilla.

Entonces ya será demasiado tarde. Tu tarta será insípida, vulgar y verás como otros que prefirieron acudir al árbol serán los que se llevan el pastel. Otros que no rechazan cerezas porque sean pequeñas o grandes, lisas o arrugadas, con picotazos o con cicatrices. Otros que lo que buscan es el verdadero sabor (el valor añadido de sus cerezas) y la confianza de saber de que han madurado en el árbol (trazabilidad del producto lo llaman).

Lo dicho, no, no nos discriminan por tener 20, 30, 40 o 50 años, simplemente no entienden de cerezas, ni de hacer pasteles, ni han conocido el sabor de la fruta recién cogida del árbol.

Anuncios

2 Responses to Si tienes más de 40, no busques conspiraciones, es el mercado…

  1. Bonita y triste reflexión Xose.
    Creo que en la prevención en general está pasando lo que comentas. No se busca a buenos profesionales que aporten algo más, independientemente de la edad y experiencia, sino a personas relativamente maleables que hagan el papeleo. Muchas veces he defendido que en esta profesión tan compleja deberían estar lo mejores, pero por desgracia no es así….

    Me gusta

  2. Xosé Manuel says:

    Lo triste en ese caso suelen ser las consecuencias.

    Me gusta

Me interesa tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: