O galego maasai

“(Versión en castellano al final)

masai 1Xa fai algúns anos un coñecido meu acudíu a unha pequena e selecta xuntanza de españois en Dar es Salaam e logo de dar unha voltiña de observación por certos salóns de moito postín, reparou nun guerreiro maasai, pero non un guerreiro maasai calquera, este maasai era moi peculiar.

O homiño vestía como un maasai, peiteábase como un maasai e levaba a cabeza moi alta de puro orgullo racial, pero algo non cadraba, aquel guerreiro era rubio e a súa pel era demasiado clara para ser un auténtico guerreiro maasai..

O meu colega, curioso por natureza, achegóuselle por aquilo de que parecía estrano atopar semellante espécime nunha reunión de españois e tentou de falarlle en inglés, a fin de contas, ¿Quén non sabe inglés hoxe en día?.

A pouco de comezar falar co guerreiro notoulle un acento familiar, que pouco ou nada tiña que ver cos maasai, mesmo nada que ver con Africa ou calquera daqueles sitios exoticos e estranos polos que se tiña movido nos últimos anos.

O que nunca non podería chegar a sospeitar, nen por un momento, é que aquel tremendo guerreiro alto, rubio e pálido, en realidade era ¡¡galego!!.

Naturalmente logo da sorpresa inicial interesouse por coñecer o motivo polo que un galego vestía de xeito tan pouco común e por saber que carafio estaba a facer en sitio tan pouco corrente mesmo para un maasai.

O galego contoulle que pasara máis de 5 anos vivindo cos maasai, aprendendo a súa lingua, os seus costumes, a cazar leóns con poco máis que unha frechas e unhas fráxiles lanzas, en resumo, a todo o que se supón que fai un maasai, pois o seu desexo de sempre fora ser un maasai, pobo ó que admiraba, polo que sentía unha grande atracción e no que rapidamente acadou unha integración total.

Pero un día xuntáronse os vellos da tribo, nunha desas reunións serias e transcendentes. O motivo da reunión era o galego, ese home chegado de lonxe que tan ben se levaba con toda a aldea.

Cando saíron da reunión chamaron o galego e comunicáronlle o que tiñan decidido.

Nun acto moi solemne, os maasai fixéronlle saber que sentíanse moi honrados de que alguén viaxase dende tan lonxe para coñecelos, que tiña feito tanto por vivir coma eles e levarse tan ben con toda  a tribo, pero coidaban que unha persoa que era capaz de renunciar ás súas raizames e a súa propia cultura nunca podería ser un bo maasai, polo que tiñan que ordearlle que abandoase a aldea de inmediato e para sempre.

O galego maasai dedicase agora a levar turistas polo Maasai Mara e vive do que os maasai lle ensinaron da súa cultura, iso si, agora sabe que nunca poderá ser un maasai.

(Nota) Historia baseada nun feito completamente real que xa tiña publicado nun antigo blogue alo polo 2009, pero que desgrazadamente non perde vixencia.


Versión en Castellano.

Dedicado en el “Día das Letras Galegas” a los que reniegan de lo que son…

Hace ya algunos años, un conocido acudió a una pequeña y selecta reunión de españoles en Dar es Saalam y luego de darse una vueltecita de observación por ciertos salones de mucho postín, reparó en la presencia de un guerrero maasai, pero no un maasai cualquiera, este maasai era muy peculiar.

El hombrecillo vestía como un maasai, se peinaba como un maasai y llevaba la cabeza muy alta de puro orgulllo racial, pero algo no cuadraba, aquel guerrero era rubio, demasiado bajo y su piel demasiado clara para ser un auténtico guerrero maasai.

Mi colega, curioso por naturaleza, se le acercó por aquello de que le parecía extraño encontrar semejante especimen en una reunión de españoles e intentó hablarle en inglés, a fin de cuentas, ¿Quién no sabe inglés hoy en día?.

A poco de comenzar a hablar con el guerrero le noto un acento familiar, que poco o nada tenía que ver con los maasai, incluso nada que ver con Africa o cualquiera de aquellos sitios exóticos y extraños por los que se había movido en los últimos años.

Lo que nunca habría podido llegar a sospechar, ni por un momento, es que aquel tremendo guerrero, rubio y pálido, en realidad era ¡¡gallego!!.

Naturalmente despues de la sorpresa inicial se interesó por conocer el motivo por el que un gallego vestía de una forma tan poco comúny que estaba haciendo en un sitio tam pooco corriente incluso para un maasai.

El gallego le contó que había pasado más de 5 años viviendo con los maasai, aprendiendo su lengua, sus costumbres, a cazar leones con poco más que unas flechas y unas frágles lanzas, en resumen, todo lo que se supone que hace un maasai, pues su deseo de siempre había sido ser un maasai, pueblo al que admiraba, por el que sentía una gran atracción y en el que rápidamente alcanzó una integración total.

Pero un día se reunieron los ancianos de la tribu, en una de esas reuniones serias y transcendentales. El motivo de la reunión era el gallego, ese hombre llegado de tan lejos tan bien se llevaba con toda la aldea.

Cuando salieron de la reunión llamaron al gallego y le comunicaron lo que habían decidido.

En un acto muy solemne, los maasai le hicieron saber que se sentían muy honrados de que alguién viajase desde tan lejos para conocerlos, que había hecho tanto por vivir como ellos y llevarse bien con toda la tribu, pero pensaban que una persona capaz de renunciar a sus raices y a su propia cultura nunca podría ser un buen maasai, por lo que tenían que ordenarle que abandonase la aldea de inmediato y para siempre.

El  gallego maasai se dedica ahora a llevar a los turistas por el Maasai Mara y vive de lo que los maasai le enseñaron de su cultura, eso sí, ahora sabe que nunca podrá ser un maasai.

(Nota) Basada en un hecho completamente real que ya tenía publicado en un antiguo blog allá por 2009, pero que desgraciadamente no pierde vigencia.

Anuncios

Me interesa tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: