Papelotes de aptitud y otras “animaladas”

Recientemente acudí a una interesante jornada organizaca por la CREA en la que la abogada y profesora (UNIZAR) Sara Bendito Marqueta, entre otras interesantes aclaraciones se refería al carácter obligatorio o no de los reconocimientos médicos, y a algunos casos especialmente llamativos en cuanto a exigencias, naturaleza, alcance de los propios reconocimientos y como chocan determinadas exigencias con el derecho a la intimidad.

A raíz de esa charla recordé que no hace mucho tiempo, en uno de los proyectos con los que me toco bregar, me encontré con una curiosa situación derivada del “proceso productivo”.

Se trataba de ejecutar unas labores de siembra y repoblación, algo aparentemente banal en cualquier otra circunstancia, pero que como suele ocurrirme se convertiría en un proceso ciertamente peculiar, aunque en este caso ciertamente gracioso.

Nuestro flamante caballo en pleno trabajo de siembra.

Y es que había que plantar una serie de especies vegetales propias de humedales mediterráneos que servirían de filtro verde en pleno Delta del Ebro y en una zona de especial protección, trabajo que se debía realizar con agua hasta la rodilla y para lo que hacía falta (por si ya no fuese la cosa tradicional y artesana) acudir al uso de medios de transporte “alternativos”, concretamente un caballo.

Tratándose del único animal de la obra (como especie obviamente) no fué difícil documentarlo, pero aún recuerdo las risas que me eché cuando me encontré con el “Certificado de aptitud para el trabajo” que os muestro emitido por el veterinario (No, no es broma ni me lo he inventado).

apto-caballo-baja

Certificado de aptitud de nuestro equino protagonista.

Lo habitualmente complicado para los humanos fué al parecer sencillísimo para un equino, pero más allá de la guasa y de tener una nueva anécdota para contar (batallitas del abuelo) esta situación debería de hacernos reflexionar sobre determinadas exigencias para acceder a cualquier trabajo independientemente del sector, muchas veces injustificadas, pero que en general deberían lidiarse a nivel interno en las diferentes empresas y no en las relaciones empresariales.

La Seguridad Laboral no consiste en documentar o certificar, consiste en asegurar la aplicación y la eficacia de las medidas preventivas.

Lo demás forma parte de la mecánica de los sistemas de gestión y de los objetivos marcados o exigidos por el mercado.

Anuncios

2 Responses to Papelotes de aptitud y otras “animaladas”

  1. icástico says:

    Muy bueno, incluso lo que viene entre paréntesis. Supongo que tampoco habrá problemas en certificar la aptitud para el trabajo de los burros…

    Me gusta

  2. Xosé Manuel says:

    Antonio, lo de que “la realidad supera a la ficción” es indiscutible e irrefutable.

    Me gusta

Me interesa tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: