Y al final me metí…

…Porque si fuese un honrado empresario, a estas alturas estaría algo más que cabreado, especialmente si hubiese asistido alguna vez a una de esas edificantes charlas a cargo de algún Fiscal de Sala de Siniestralidad Laboral en las que se advierte de forma clara, concisa, contundente y hasta atemorizante, que para que exista un delito contra la seguridad de los trabajadores no es necesario que se produzca daño, bastando simplemente con que se den las circunstancias para que este pueda producirse y el empresario no aplique medidas para eliminar el riesgo de que ocurra.

La mera presencia de la típica pasarela improvisada constituye un delito contra la seguridad de los trabajadores, sin necesidad de que se produzca daño e incluso sin que se sorprenda a algún trabajador utilizándola. (Via http://www.jmcprl.net desde http://www.enriquealario.com)

Además mi indignación aumentaría si hubiese tenido acceso a un interesante documento titulado: “La actuación del ministerio fiscal en siniestralidad laboral: una guía práctica.” (Huete Pérez, Luis – 2007) en el que se habla entre otras interesantes cuestiones de los mecanismos para el inicio de las actuaciones de la Fiscalía, afirmando el autor que una de las formas frecuentes aunque no muy deseable es la de la iniciación de oficio mediante conocimiento del hecho por los medios de comunicación; y detalla:

“La noticia puede presentar la forma de suceso, por ejemplo cuando se produce un accidente laboral con o sin resultado lesivo y se aportan en el noticiario datos mínimos que permiten el inicio de una investigación, o puede presentar la modalidad de reportaje del que se puedan derivar datos mínimos de posible contenido penal. …“, y añade:
“… Pese a lo poco recomendable del supuesto es utilizado con frecuencia por parte de las Fiscalías cuando la prensa local o comarcal publica la ocurrencia de accidentes laborales, sobre todo mortales.”

Y es que parece que la justicia y la ley no se aplican por igual en todos los casos .

El ejemplo de Angrois: Algunas actualizaciones significativas

21/09/2013: El fiscal rechaza la imputación de más directivos de Adif por el accidente de Santiago

16/05/2014: El fiscal niega que Adif incumpliera normas de seguridad en Angrois

18/05/2014: La Fiscalía recurre la imputación de la anterior cúpula del ADIF por el accidente de Angrois

23/05/2014: Víctimas de Angrois muestran por carta su indefensión por la actitud del fiscal

24/07/2014: “El juez imputa y el fiscal recurre, damos un paso para delante y dos para atrás”

05/12/2014: Juez y fiscal rechazan diligencias pedidas por víctimas de Angrois

21/07/2015: Erros e demoras salpican os dous anos de investigación sobre Angrois

30/05/2016: Bruselas desvincula de Angrois el informe que se niega a hacer público

30/05/2016: Las víctimas entregan 267.000 firmas a la Comisión Europea para que haga público su informe sobre Angrois

31/05/2016: Bruselas estudia publicar el informe de Angrois tras cerrar el expediente a España

07/07/2016: La Agencia Europea del Ferrocarril ocultó el informe de Angrois cinco meses, justo hasta después del 26J

07/07/2016: Bruselas concluye que la investigación de España no fue independiente y no abordó “elementos clave”

El día.

A modo de recordatorio y sin restar valor a otros casos hay tres sobradamente “populares”.

  • El 3 de julio de 2006 fallecen 43 persona y al menos 47 resultan heridas a causa del descarrilamiento de una unidad del metro de Valencia.
  • El 24 de julio de 2013 se producía uno de los peores accidentes ferroviarios del Estado Español, con al menos 79 víctimas mortales y numerosos heridos, es el accidente del AVE.
  • El 6 de octubre de 2014 nos sobresaltamos con la noticia de que una auxiliar de clínica se había convertido en el primer contagio de ébola fuera de Africa.

En todos los casos se dan varios denominadores comunes que como TPRL me llaman muchísimo la atención, algunos “pequeños detalles” que al parecer han pasado desapercibidos a todo el mundo excepto a unos cuantos.

Veamos alguno (solo alguno) de ellos.

  • En los tres casos existen víctimas de accidentes laborales, desde los maquinistas (uno herido y otro fallecido en el accidente) de las locomotoras accidentadas, personal auxiliar, trabajadores desplazándose con motivo de su trabajo (“in itinere”) hasta Teresa, la auxiliar de clínica que se infecta con motivo de su trabajo, son trabajadores, están trabajando y sufren un accidente con motivo del mismo.
  • En los tres casos, de una u otra manera, están involucrados organismos, instituciones o empresas públicas (o lo que queda de ellas).
  • En todos los casos han sido objeto de una gran difusión mediática, con dedicación profusa de titulares, programas especiales, documentales, etc., en los que se han aportado datos y detalles que no son precisamente “mínimos”.

La noche.

  • En ningún caso se conoce la intervención de oficio de la Fiscalía, por más que se diese la publicidad que se cita en la guía de actuación. Pero lo más preocupante es que la propia guía de la fiscalía hace alusión a una circular en la que se habla de la importancia de “localizar y asegurar las fuentes de prueba”, algo que manifiestamente no ha ocurrido, prueba de esto es que los famosos protocolos del ébola “desaparecían” de las páginas oficiales y que determinados documentos involucrados en otros casos se esfumaban o traspapelaban sin demasiados problemas.
  • En ningún caso se habla de accidentes laborales, solo de accidentes, como si todas las víctimas se hubiesen despeñado practicando la escalada o estrellado contra un árbol en un viaje de placer por mi verde Galicia .
  • En todos los casos se intenta culpabilizar a trabajadores implicados, obviando que en el ejercicio de sus funciones los trabajadores pueden ser responsables en la medida que les corresponda de los hechos ocurridos, pero que esa responsabilidad se reparte entre los diversos actores intervinientes incluyendo al empresario o instituciones responsables.
  • Intereses políticos y económicos intervienen de forma feroz en el desarrollo posterior de los acontecimientos, alentando la criminalización de las víctimas, poniendo obstáculos a las investigaciones, no colaborando con la Justicia y generando debates con una clara intencionalidad política que busca más el descrédito del contrario que el esclarecimiento de los hechos.
  • Los servicios de Seguridad y Salud implicados se quedan mudos o son enmudecidos. Como es habitual no se considera importante su criterio y en ningún foro mediático se escucha la voz de un experto en PRL.
  • Los trabajadores afectados demuestran desconocer sus derechos fundamentales, muestra palpable de la calidad y la utilidad de la formación recibida en materia de PRL, como el caso de una trabajadora de uno de los hospitales del caso ébola que interviene en una TV y ni siquiera sabía el nombre correcto del departamento de Seguridad y Salud o de la propia Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Como consecuencia de lo anterior, ese desconocimiento les lleva a no buscar asesoramiento ni consejo de expertos en PRL que podrían dar mucha luz a estos casos.

Actualizaciónes significativas:

13/10/2014: La justicia investigará si el contagio es un delito contra la seguridad laboral

16/10/2014: Los sindicatos pedirán cárcel para los responsables del “accidente de trabajo” de la auxiliar

21/07/2015: El maquinista que condujo hasta Ourense pide que declaren cargos de Adif

Por lo tanto…

Si fuese empresario debería de cabrearme, porque si me pueden multar porque un imbécil no se pone el casco aunque no exista peligro para su cabeza (cada vez menos, pero algunos dejan el cerebro a salvo en casa), no es fácil entender que en estos casos que he expuesto nunca pase nada, excepto al trabajador de turno que acaba convertido en cabeza de turco por obra y gracia de políticos, tertulianos y periodistas.

Me despido con una inquietud, estos accidentados de los trenes, ¿Aparecerán en las estadísticas de accidentes de trabajo?

Afortunadamente a día de hoy no soy empresario y solo me toca indignarme.

Actualizaciónes significativas:

15/10/2014: Ha llegado a mi conocimiento la existencia de estos documentos que aún agravan más lo sucedido.

Línea de tiempo del accidente de Angrois.

Entrada relacionada: “Me meto o no me meto”

Anuncios

7 Responses to Y al final me metí…

  1. Pingback: ¿Me meto o no me meto? | deconstrucción

  2. Aitor says:

    Genial reflexión, Xomaloga. Por desgracia, en este y en otros casos donde la Administración debería ser el objeto de pena… veremos que nadie se mete por eso de evitar el trasiego que supondría sacarse el dinero del bolsillo de la derecha para pasárselo al bolsillo de la izquierda. Los casos que has mencionado son fiel reflejo del nivel de nuestros políticos en este país, donde el amiguismo y la fidelidad a un partido, por muy podrido que esté, es más importante que la verdadera competencia. Esto, personificado en la incompetente y actual Ministra de (In) Sanidad es que clama al cielo. Pero no esperemos mucho de gente así, porque la que realmente soluciona los problemas es la que está trabajando desde el minuto cero. Por ello, repito, por ellos es que este país funciona…

    Saludos

    Me gusta

    • Xosé Manuel says:

      Hola Aitor, siempre bienvenido.
      Ciertamente no deja de ser paradójico que a unos se les exija competencias y a otros se les premien las incompetencias (la famosa patada hacia arriba).

      Me gusta

  3. A says:

    Todo mi apoyo, estoy de acuerdo. Pero lo bueno es que cada paso que dan,
    nos acercan más a la solución.

    Le gusta a 1 persona

  4. Nieves says:

    Muy interesante análisis. Gracias.
    Y se te ha olvidado citar el temerario (según AESA, al culpabilizar únicamente a los pilotos fallecidos) barrigazo del Spanair. 154 víctimas mortales y 18 heridos -muertos en vida-.

    Le gusta a 1 persona

    • Xosé Manuel says:

      No se me ha olvidado, pero como la memoria histórica no es lo fuerte de este país, mejor referirse a la memoria pez…

      Me gusta

  5. Pingback: Del derecho, la razón y los Técnicos de Prevención | deconstrucción

Me interesa tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: