Con el sello del ayuntamiento…

A estas alturas no debería ser necesario aclarar según que cosas, pero como suele ocurrir no hay peor ciego que el que no quiere oír(1) y al final hay que dejar claro que el no aprecio no implica desprecio pero resta valor al sello del ayuntamiento(2).

La valoración superficial de mis escritos en este blog o los comentarios en otros foros podría llevar a engaño a los que menos me conocen, que presuponiendo lo que no hay tal vez piensen que soy amigo o enemigo de determinados Sistemas de Gestión de PRL (SGPRL), incluso de la integración de estos con los de Calidad, Medio Ambiente, RSC, etc., pero nada más lejos de mi pensamiento, palabra, obra u omisión.

¿Son útiles los SGPRL?

Por supuesto que si.

Los SGPRL constituyen una herramienta fundamental para los TPRL en su labor diaria, permitiéndoles  organizar  y controlar su propia gestión, pero sobre todo valorar los resultados obtenidos e identificar los ítems implicados en el nivel  de éxito o fracaso así como su peso o valor específico en dichos resultados.

Pero lo que no puedo aceptar es que solo se contemple como válido un SGPRL concreto, se dé a entender que es perfecto y se potencie por encima de los demás por el mero hecho de ser certificable.

¿Es necesario certificar?

Por supuesto que no.

La certificación de un SGPRL es un valor añadido cuando su eficacia es real en cuanto a su ámbito de aplicación. Viene a ser como la guinda del pastel, algo que lo distingue y lo adorna, pero no le confiere ninguna utilidad práctica como tal.

Si el sistema no da resultados adecuados el hecho de estar certificado (me adelanto afirmando que esto no solo es posible sino que además es frecuente) no hace que el SGPRL sea realmente eficaz y en este caso la guinda se convierte en una piedra sobre el tejado.

Entonces ¿Por qué se certifican?

Obviamente si 3.600 empresas han obtenido su certificación OHSAS ha de ser por algo pues no sale precisamente gratis, pero las razones más generalizadas no pasan precisamente por considerar que el SGPRL es más seguro si está certificado, siendo algunas de esas razones las siguientes:

Reacción en cadena.

Cada vez es más frecuente que en las múltiples e interminables cadenas de subcontratación (verticales u horizontales) la exigencia de certificación se traslade de cada nivel al inferior como requisito para el establecimiento de relaciones comerciales.

Esto no es exclusivo de OHSAS, ISO 900x e ISO 1400x también han reflejado esa influencia, fruto de la exigencia en cuanto a niveles de calidad o respeto al Medio Ambiente según unos o de la desconfianza de los países receptores con respecto a los proveedores según otros.

El pez grande se come al chico.

Especialmente en determinados sectores la competencia es alta y el marcar diferencias puede representar la diferencia entre estar jugando o fuera de juego, establecer o imponer requisitos restrictivos o elevar los requerimientos por ejemplo para participar en concursos.

Naturalmente el coste de “no estar” es muy superior al de la certificación y la decisión a tomar no admite dudas.

La mujer del Cesar

Muchas empresas no precisan el beneplácito o la aprobación de terceros respecto a su gestión, les basta con contar con resultados adecuados más o menos visibles, pero esta no es la norma general y son muchas más las empresas que además de ser buenas gestoras (en este caso de la SyS de sus trabajadores) han de demostrarlo de forma tangible a sus clientes. Es más, incluso los usuarios últimos de sus productos prefieren tranquilizar sus conciencias con una buena dosis de certificaciones en aquellas empresas de las que son clientes, pues esto les evita el tener que profundizar más en como ejecutan sus inversiones.

Por imitación.

A veces el mundo de la PRL da la sensación de ser el típico paseo central del pueblo, el “tontódromo” en el que los TPRL buscan lucir palmito ante la guapa del pueblo (dirección) por comparación con el vecino.

Si ya era una lacra el famoso “Copy/Paste” añádanle la certificación por imitación y tendrán esos famosos apretones de última hora para cerrar documentos la noche anterior a la auditoría.

En principio no debería ser un problema, pero es que OHSAS, OSHA, JISHA, AS4801, INSHT, GIP, KVP,  DUPONT, UNE-EX 81900 o lo que se les ocurra, no son fórmulas universales de aplicación a todos y a todo, o al menos no tienen por qué ser los más adecuados, como tampoco sirve elegir el más complejo, el más extenso, el más exigente o todo lo contrario.

El € es el €

Por último y no menos importante motivación está el mercado de la certificación pues no cabe duda que certificar es un negocio y como tal negocio se invierte mucho dinero y tiempo en no solo publicitar los diferentes sellos sino también en influir en ámbitos como la formación.

Lo de la publicidad me parece perfecto, cada uno se promociona como quiere, pero lo que no es de recibo es que los planes formativos de las Universidades se centren de forma cuasi excluyente en una determinada opción (OHSAS) y pasen de largo por las demás incluso sin abordar lo principal, es decir, que los SGPRL han de ajustarse a las necesidades de la Organización para mejorarla y para ello pueden apoyarse en herramientas existentes o crear su propia herramienta. Dicho de otro modo, al comprar unos zapatos es preferible elegir los que mejor se adapten al pié y no torturar el pié para que se adapte al zapato.

Conclusión.

Cualquier herramienta que ayude a técnicos y organizaciones a mejorar la gestión de la PRL y sobre todo a mejorar los niveles de seguridad y salud de los trabajadores merece todo mi respeto y reconocimiento (OHSAS es una más entre todas las disponibles).

Son múltiples los calificativos favorables a cada una de las normas y/o sistemas existentes, pero nunca se debe considerar el factor facilidad de certificación.

No se debe entender y tampoco “vender” que un SGPRL es mejor por estar certificado, la certificación representa el resultado de una adecuada gestión del propio sistema, la guinda del pastel o el cumplimiento de un requisito voluntario o impuesto.

Al final lo que verdaderamente cuenta es el compromiso para que las cosas mejoren, con SGPRL con pedigree o de andar por casa, porque si es eficaz sin duda será realmente “VIP”.

(1) Si ya sé que no es así el refrán, pero está claro que si además de no ver te niegas a oír…

(1) Con sello del ayuntamiento alude a cierto chiste que no me atrevo a reproducir en este espacio por aquello del que dirán.

Anuncios

2 Responses to Con el sello del ayuntamiento…

  1. Josu Rekalde Atela says:

    Xosé, buenos días; así es ciertamente.
    Los motivos de las empresas para abordar las certificaciones son múltiples y variados, y creo que has recogido los más importantes.
    Los sistemas de gestión de la SST, son sólo listados de comprobación, y si al final de la implantación y de unos años de gestión y auditorias de la misma no se logra un aprendizaje colectivo y una toma de conciencia, de poco habrá valido el esfuerzo, ya que vamos hacia un estado de las cosas, en que la prevención, la salud o la seguridad no son ni objetivo, ni tan siquiera expectativa de casi ninguna de ellas.
    Creo que los tiempos que vienen son de esa deconstrucción de la que hablas, que es una vía, como sabes, una vía solitaria, de solitarios, a veces incluso cansados. Ese foro es el que de alguna manera debiéramos ir manteniendo, los que aún creemos que las personas, son el entramado de cualquier futuro y su conocimiento el único que hará válido el aprendizaje de las organizaciones en cualquier tarea que aborden.
    Buena y larga vida.
    jra

    Me gusta

  2. Salvador says:

    Buen artículo. Debiera ser de obligada lectura en ciertas organizaciones

    Me gusta

Me interesa tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: