La Prevención de Riesgos Laborales es como la vida misma. (I)

Diez días padeciendo la ejecución de un “movimiento de áridos” a cargo de mi riñón derecho dan tiempo para pensar, incluso para valorar lo pretérito,  lo futuro y por supuesto para darle un par de vueltas al presente.

Y es que la prensa, la radio y la TV dan para mucho entre calmante y calmante y finalmente la conclusión no podía ser otra, la Prevención de Riesgos Laborales es como la vida misma, su reflejo y la constatación de lo selectivo y mutable que puede llegar a ser el ser humano con sus creencias, su moral y su actitud vital.

A los hechos me remito.

A río revuelto ganancia de especuladores, promotores, constructores….

La TV de Aragón muestra unas impresionantes imágenes de las riadas que afectan a la Jacetania. Las aguas arrasan los cultivos de ribera y destruyen dos casas en Castiello de Jaca.

El propietario se resigna a lo que le pueda dar el seguro por su vivienda,  consciente de que la urbanización (de apenas 10 años de vida) esta edificada en terrenos ganados al cauce del río.

La mayor crecida de los últimos 500 años devuelve al río lo que es suyo, por más que todos los papeles del mundo estén en regla.

Del desastre, de lo que nunca había ocurrido, de lo que estaba completamente legalizado, solo se beneficia el especulador urbanístico de turno, eso si, con la bendición del responsable político de turno que ha concedido las licencias a sabiendas de que el cauce de un río jamás deja de serlo.

Todo el mundo ha mirado a otro lado, ha ignorado y relegado a lo más profundo de la conciencia un riesgo conocido y real, incluso el propietario se ha auto convencido de la imposibilidad de que pueda ocurrirle semejante cosa a él.

Releo lo escrito hasta ahora y me recuerda dolorosamente mi trabajo diario, donde llega a ser agotador luchar con ese extraño sentido de la estadística a favor, de apoyarse en frases hechas repetidas hasta la saciedad persiguiendo aquella quimera por la que, a fuerza de repetirla, una mentira acaba por convertirse en realidad.

Al final, cuando el río decide recobrar su cauce, unos intentarán justificar el accidente achacándolo a la mala suerte, otros sacarán un grueso dossier en el que miles de documentos pretenden eximirles de toda culpa, los más simplemete buscarán la solución económica, el seguro, etc.

Incluso se darán sesudos debates en los que se criminalizará a la víctima, pues está claro que trabajaba “por encima de sus posibilidades”, a sabiendas de la situación existente y del riesgo que corría.

Ojos que no ven…

El programa de Mercedes Milá denuncia esta vez la explotación laboral en talleres de confección clandestinos chinos. Insiste en destacar que el local donde trabajaban estaba cerrado con llave, lo demás parece accesorio.

Al final lo que quedará (supongo) es que los chinos son unos malos malotes, que no solo no se conforman con darnos a sus difuntos con salsa agridulce en los restaurantes, además se encargan de hundir la economía patria esclavizando a sus compatriotas.

Curiosamente nadie se pregunta a quien va dirigida esa producción y mucho menos quienes son sus destinatarios finales y que opinan sobre el tema.

No me imagino yo a las clientas de Zara rechazando tan increibles precios, ni siquiera creo que se les pase por la cabeza ni un momento cuanta gente ha de sufrir para que ellos/as se puedan divertir y lo mismo se aplica a los fanáticos de Apple o Samsung.

Tampoco veo mucha predisposición a volver a la telefonía fija, por más que los móviles sean la causa de guerras, masacres e injusticias por el Koltán, ese metal raro y escaso imprescindible para que podamos darle al WashApp sin tregua y no es ningún secreto, un iPad es un oscuro objeto de deseo que nadie necesita pero que todos quieren poseer.

¿Imaginan ustedes al comprador de una vivienda exigiendo las estadísticas de siniestrabilidad del promotor, su planificación preventiva, su proyecto para introducir la ergonomía y la conciliación de la vida familiar?

Más bien cada cual se convierte en un ente extraño, afectado de ceguera selectiva que solo busca obtener lo mejor al mejor precio, porque a fin de cuentas todo eso de los accidentes, la explotación, la exclavitud y la conciliación son cosas que no se ven y que a nadie le importan.

Vivimos en un país en el que mueren 3 trabajadores cada día en su trabajo, pero a esta sociedad no parece importarle demasiado.

Por ello, ¿Acaso sirve de algo hablar y hablar en foros, tertulias y mesas redondas?. Permítanme ser marcadamente esceptico, es más incluso extremadamente crítico, porque creo que mientras la sociedad siga mirando a otro lado, la guerra se decanta claramente hacia el lado de los malos.

Lo último es lo de gastarse millones en “llevar la PRL a los niños”, a las escuelas, como si eso fuese la solución.

Ojalá me equivoque, pero me temo que todos esos euros invertidos solo serán la solución temporal para quienes vivan de ello, pues no creo en las bondades de las inmersiones y mucho menos en el tema que nos ocupa.

(Leer la segunda parte)

Anuncios

3 Responses to La Prevención de Riesgos Laborales es como la vida misma. (I)

  1. Margot says:

    Te entiendo perfectamente. Ya que coincido en esta dolencia en estos ùltimos 8 dias y para que explicarte. Desearte una pronta mejoria. Salu2.

    Me gusta

    • xomaloga says:

      Ya sé que no hay mejor amigo en estos momentos que un analgésico en condiciones, pero me permito recomendarte mucha agua. Yo ya estoy para otra…

      Me gusta

      • Margot says:

        Eso mismo me han recomendado con infusión de romero mas la pauta de medicación. Como bien dices. Da tiempo para pensar, incluso para valorar lo pretérito, lo futuro y por supuesto para darle un par de vueltas al presente..

        Me gusta

Me interesa tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: