Dispositivos autoblocantes, esos divinos cacharros…

Antes de empezar y a modo de prólogo, ¿Se han fijado alguna vez en cómo se trabaja en altura e este país?, Siempre me llamará la atención el ver que a poco que observemos una cuadrilla trabajando en altura rápidamente podremos sacar 3 conclusiones:

Ausencia de uniformidad.

  • Lo normal es que veamos un surtido anárquico de equipos de trabajo de diversas marcas, modelos, prestaciones y precios, de lo que podríamos deducir que las empresas compran mayoritariamente sin un criterio concreto y por supuesto sin valorar las necesidades y contra prestaciones de cada equipo.
  • Si todos ejecutan los mismos trabajos con similares funciones lo normal es que todos dispongan del mismo equipo y que este sea adecuado al trabajo a ejecutar.

Simplismo en lugar de sencillez

  • Cada trabajador utiliza aquello que le han dado, sin saber siquiera si hay modelos y útiles más o menos adecuados al trabajo que van a desempeñar. Claro que si no saben ponerse el arnés tampoco se les puede pedir que diluciden que elemento es mejor para qué trabajo.
  • Lo más moderno no es necesariamente lo más seguro y cada elemento tiene su utilidad, nada sirve para todo.

Nula percepción del riesgo

  • Utilizan equipos adecuados de forma inadecuada sin pararse a pensar si lo que hacen es correcto o no dando por supuesto que si se ponen un arnés no se van a caer y si se caen como llevan un arnés no se van a hacer daño.
  • Elementos completamente seguros y muy funcionales son inutilizados puenteando sistemas de seguridad o se instalan erróneamente, generando un riesgo mayor que el original.

Como digo en mis anteriores artículos, manuales los hay a montones en la red y también hay cursos y empresas especializadas por doquier, por ello esto no es un manual, no es una guía formativa, no es el vademécum del conocimiento preventivo, simplemente quiere ser una ayuda para desmontar prácticas inseguras erróneas y conocer lo más básico de la forma más amena posible.

Y ahora vamos con esos divinos cacharros.

DISPOSITIVOS DE RETENCIÓN

Elementos del sistema anticaídas cuya finalidad consiste en limitar la movilidad o bloquear de forma automática el desplazamiento o caída del trabajador y que pueden contar con sistemas internos o externos de disipación de energía.

Requisitos normativos

  • EN 12841:2006: Sistemas de acceso de cuerda.
  • EN 353-1:2002 : Dispositivo anticaíidas deslizante sobre línea de anclaje rígida
  • EN 353-2:2002: Dispositivo anticaídas deslizante sobre línea de anclaje flexible
  • EN 360-2002: Dispositivos anticaídas retráctiles

Dispositivos de retención: Tipologías básicas

Una vez más no esperen mis queridos lectores que mi clasificación sea la más académica, pues esta abarcaría demasiadas categorías y el que escribe es más de ir a lo práctico, por ello la clasificación que propongo solo busca tres objetivos:

  1. Identificar de forma inmediata el elemento a partir de características obvias.
  2. Facilitar la elección del más útil para la tarea a desarrollar.
  3. Que esto no parezca el manual de un máster en la materia, que para ello corren por la red manuales, tutoriales, libros y mil fuentes de información.

Por ello mi clasificación se basa en dos parámetros:

Dispositivos autoblocantes deslizantes

El dispositivo anticaidas autoblocante deslizante es un elemento que dispone de una función de bloqueo automático y de un mecanismo de guía.

Este tipo de dispositivo anticaidas se desplaza a lo largo de una línea de anclaje (cuerda, cable o raíl), acompañando al usuario sin requerir su intervención manual, durante los cambios de posición hacia arriba y se bloquea automáticamente sobre la línea de anclaje cuando se produce una caída dando lugar a la correspondiente disipación de energía.

Cuando el desplazamiento se produce hacia abajo lo normal es que acudamos a dispositivos que cuentan con gatillos de desbloqueo, que permiten ese movimiento sin que el mecanismo se bloquee, pues tienden a accionarse con cierta facilidad.

Dispositivos autoblocantes retráctiles

Es un dispositivo anticaídas que dispone de una función de bloqueo automático (por inercia) y de un mecanismo igualmente automático de tensión y retroceso del elemento de amarre de forma que se consigue un sistema de amarre retráctil de funcionamiento similar al cinturón de seguridad de cualquier automóvil.

El propio dispositivo puede integrar un medio de disipación de energía o bien incorporar un elemento de absorción de energía en el elemento de amarre retráctil.

También y como se puede observar en la imagen de la derecha, pueden incorporar mecanismos de recuperación o rescate de trabajadores accidentados.

Muy bien campeón, pero es que cada marca fabrica medio millón de inventitos…

Pues si, por ello vamos a ver cómo seleccionar el modelo más adecuado, porque estos increíbles cacharros van desde los 30 € hasta sobrepasar los 2000 € y no es cuestión de tirar el dinero, que luego lo rebajan en educación…

La forma más fácil es hacerse estas preguntas:

¿Dónde?

A pesar de que una torre de telecomunicaciones o de tendido eléctrico puedan asimilarse en cierta manera a una estructura metálica, a la hora de utilizar un dispositivo autoblocante existe una diferencia sustancial, pues mientras en una torre el movimiento predominante es vertical (subir y bajar) en una estructura de cualquier tipo el movimiento es tanto vertical como horizontal. En el primer caso los autoblocantes deslizantes son más funcionales, en el segundo la necesidad de disponer de ambas manos libres para progresar hacen más recomendables los autoblocantes retráctiles.

Los trabajos verticales equivalen a las torres, con predominio del desplazamiento vertical, por lo que son el terreno de juego ideal para los autoblocantes deslizantes, principalmente porque los trabajadores están formados y entrenados en las técnicas que mayor partido les pueden sacar, incluidas las técnicas de rescate o autorescate.

Lo mismo ocurre con el trabajo en forjados y cubiertas, aparentemente es lo mismo, pero en este caso la diferencia reside en la inclinación de la superficie y el punto donde anclaremos el autoblocante.

Cuando se trata de asegurar trabajos sobre vehículos cisterna, camiones, mantenimiento de maquinaria, resto de maquinaria y equipos de trabajo, el retráctil es sin duda el más adecuado, lo mismo que si se trabaja en espacios confinados (variante con mecanismo de rescate),tolvas, silos, etc.

Naturalmente podríamos optar para todos estos casos por un autoblocante retráctil, sin duda el más seguro al funcionar de forma autónoma sin la intervención del trabajador y por lo tanto a prueba de novatos, pero presenta algunos inconvenientes relativos al punto de anclaje, al material con el que está fabricado, etc.

Los deslizantes por su parte cuentan con una ventaja sobre los retráctiles que es su capacidad de regulación de distancias de forma controlada previa a la aproximación al puto límite, cosa que no es posible con los retráctiles, que solo se bloquean en caso de tirón brusco y seco.

¿Cómo?

Es la pregunta del millón, o mejor dicho las preguntas, porque en realidad nos preguntaremos ¿Cómo accedo?, ¿Cómo lo anclo a la estructura?, ¿Cómo subo y Como bajo?…

Si el acceso es desde la parte superior o de tal manera que disponemos de puntos de anclaje sobre nuestras cabezas pero al alcance de la mano, ni dudarlo, el retráctil es nuestro cacharro favorito.

Si es necesario ascender por la estructura para anclarlo en lo más alto en principio lo mejor es el autoblocante deslizante, pues pesa menos, se maneja mejor, etc.

Si el sistema de aseguramiento se basa en Alsiperchas o similar el retráctil es el mejor, pero si se emplean líneas de vida ni uno ni otro serán adecuados.

¿Quién?

La destreza del usuario es determinante. Usuarios bien formados y entrenados no tendrán problemas con ninguno de los sistemas pero si se trata de trabajadores con poca o nula experiencia mejor lo más simple, es decir, los retráctiles.

Si el operario precisa utilizar ambas manos para el desplazamiento en todo momento a priori es mejor el retráctil, pero si lo que quiere es poder bloquear su posición de forma voluntaria en un punto determinado el deslizante es el más adecuado.

¿Para qué?

Si lo que pretendemos es evitar una caída o limitar el movimiento los deslizantes son los más adecuados.

Si queremos detener de inmediato una caída los retráctiles son nuestros favoritos, por ejemplo como sistema de aseguramiento de una escalera de mano cuando no hay otra fórmula de acceso posible a un nivel superior.

Vale, pero sigue habiendo modelos y marcas para aburrir…

Lo de las marcas es cosa de cada uno, las que fabrican estos cachivaches son de sobrada solvencia y las diferencias van a ser de diseño, quizá de materiales empleados y poco más.

Los modelos ya son otra cosa pues es cierto que existen diseños de todo tipo, pero nosotros en lo que debemos fijarnos es en aquellas características que son más adecuadas para nuestros fines, en concreto:

Los materiales.

En el caso de los autoblocantes deslizantes básicamente encontraremos modelos de acero y de aleaciones ligeras.

Los de acero son los más extendidos pues soportan mejor el trato diario en el trabajo, con continuos roces, golpes, etc., mientras que los de aleaciones ligeras son mejores para trabajos verticales y actividades delicadas

En el caso de los autoblocante retráctiles, lo que más varía es el cabo de anclaje, que puede ser textil o metálico.

Los cabos textiles (cinta o cuerda de kevlar) son más ligeros y por ello suelen ser los preferidos, pero en mayor o menor medida tienden a tener una vida útil inferior a los de cable de acero y por ejemplo no son recomendables para su uso en presencia de cantos y ángulos cortantes.

Las carcasas por su parte son menos determinantes pues simplemente sirven para aligerar peso y no intervienen en el esfuerzo de una caída.

Los complementos

Los autoblocantes deslizantes pueden contar o no con un pequeño cabo de anclaje que mantiene a este separado del cuerpo del operario.

Los que tienen cabo son los más utilizados pues disponen de conectores especiales y se reduce el efecto “cadena” al evitar la unión de elementos metálicos directamente entre sí, además no le afecta el desplazamiento por la cuerda de tal manera que salvo catástrofe siempre se encuentra bien posicionado.

Cuando el tipo de autoblocante precisa ocupar una posición más controlada durante el desplazamiento por la cuerda, suele carecer de cabo de prolongación y se ancla directamente al arnés con un conector tipo mosquetón.

Esta tipología es la más utilizada en trabajos verticales.

Algunas marcas presentan dos modelos prácticamente idénticos, pero que se diferencian en que uno de ellos cuenta con un gatillo de desbloqueo, detalle muy útil para regular distancias, liberar el mecanismo para poder descender sin que el elemento se bloquee, etc., gatillo que solo actúa si está presionado de forma continua, quedando anulado si se suelta.

En el caso de los autoblocantes retráctiles, nos encontraremos con algunos elementos complementarios como pueden ser mecanismos para la recuperación o rescate de accidentados, sistemas amortiguadores de caídas, disipadores de energía, o sistemas tan curiosos como el que se muestra en el siguiente vídeo, un arnés con sistema integrado de autorescate.

No sé si os habrá servido de gran ayuda, pero al menos lo he intentado.

Consultad siempre a un experto o al propio fabricante si tenéis dudas, por mi parte aquí me tenéis para lo que pueda seros útil.

Saludos y hasta la próxima entrega, la 5ª de esta serie de trabajos en altura.

Créditos.

Las imágenes pertenecen a diversos catálogos de las marcas:

Petzl, Faru, Skylotec

Anuncios

One Response to Dispositivos autoblocantes, esos divinos cacharros…

  1. Pingback: Nuevos autoblocantes y absorbedores mejorados de PETZL | deconstrucción

Me interesa tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: