Las irritantes líneas de vida II…

Como podéis ver, lo de las líneas de vida da para mucho, de hecho un comentario de un lector en “Las irritantes líneas de vida” cuestiona mis conclusiones empleando muchos de los argumentos que habitualmente he de rebatir en mi práctica profesional diaria.

Como quiera que me ha parecido una buena argumentación y que la respuesta sería excesivamente larga como para resumirla en un comentario, he decidido escribir esta segunda parte del artículo a modo de respuesta, espero que clarificadora, a la que podeis aplicar vuestro ojo crítico.

Dice el lector (Boca Rana) en su comentario:

BR.- “Vaya, ahora en este país las normas UNE, tienen mayor jerarquía que los reglamentos.”

Pues no, tiene usted toda la razón del mundo, las normas UNE no tienen mayor jerarquía que los reglamentos, pero es que la cosa no va de jerarquías, aunque como vamos a ver todo está interconectado.

Los EPI destinados a proteger contra caída de altura están clasificados como EPI de Categoría 3, lo que entre otras cosas condiciona el que deban llevar el marcado CE y que el fabricante incluya junto al EPI un folleto informativo según establece el REAL DECRETO 1407/1992, de 20 de noviembre, por el que se regulan las condiciones para la comercialización y libre circulación intracomunitaria de los equipos de protección individual.

Esto confirmará que el equipo está fabricado para protegernos de determinados riesgos perfectamente definidos y que ha pasado todos los ensayos para darnos el nivel de prestación que necesitamos. Claro que para llevar el marcado CE el fabricante ha de tener una referencia en cuanto a las características que ha de cumplir su producto, es decir, precisa una normalización.

La siguiente pregunta es ¿Cuál?, porque claro, si cada fabricante aplica la norma que le viene en gana acabamos comprando mosquetones (perdón quise decir “conectores”) de corcho.

Pues bien, para solventar este pequeño detalle existen las que se llaman :

Norma armonizada” (EN): Norma establecida por organismos europeos de normalización de acuerdo con mandatos conferidos por la Comisión de las Comunidades Europeas con arreglo a los procedimientos establecidos en la Directiva que se transpone.

Norma transposición de norma armonizada” (UNE-EN): Norma nacional de un Estado miembro de la Comunidad Económica Europea que sea transposición de una norma armonizada. Las referencias de las normas españolas “UNE” que sean transposición de normas armonizadas, se publicarán en el “Boletín Oficial del Estado”.

Si seguimos tirando del ovillo (léase de la Directiva europea, el BOE y la página del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio) llegaremos a que la entidad normalizadora española para los EPI’s es AENOR y a que la Norma UNE EN 795: Dispositivos de anclaje (EPI CAT III). Requisitos mínimos que deben cumplir los dispositivos de la Clase B (dispositivos de anclaje) provisionales transportables) y los de la Clase E (anclajes de peso muerto utilizables sobre superficies horizontales)”, es la norma a cumplir para que el fabricante pueda aplicar el marcado CE en el caso que nos ocupa.

Pues ya está, ya tenemos la razón por la cual la Norma UNE EN 795 es de aplicación y en ella encontraremos las definiciones normalizadas de aplicación para la certificación del producto, por lo tanto en lo que se refiere a protección contra caídas de altura la diferencia entre EPI y NO EPI lo determina esa Norma y no yo, que siguiendo las enseñanzas de un buen amigo, magnífico profesor y sin duda maestro en esto de la PRL ni considero ni interpreto, o al menos lo intento.

BR.- “El art. 2 del RD 773/1997 dice “1. A efectos del presente Real Decreto, se entenderá por equipo de protección individual, cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin.

A menos que consideres a la línea de vida un “complemento o accesorio” no tiene mucho encaje en esa definición (la línea de vida portátil no protege a trabajador mientras la lleva o sujeta, si no cuando deja de hacerlo, a parte de eso, hay un uso evidente del singular “el trabajador” mientras que muchas líneas de vida están homologadas para más de un trabajador).”

Los conceptos “individual” y “colectivo” en lo que a equipos de protección se refiere poco o nada tienen que ver con el singular y el plural.

Linea de vida permanente

Por ejemplo, un Equipo de Protección Colectiva protege a todos los trabajadores presentes en la zona a proteger sin necesidad de que interactúen con el sistema de protección por lo que no existe la opción de estar desprotegidos si no es eliminando o inutilizando el equipo de protección. Incluso una línea de vida fija debería estar pensada para que el anclaje a la misma se produzca en una zona segura y que el sistema de anclaje a la misma sea innecesario e imposible de soltar hasta encontrarse de nuevo en esa u otra zona segura, es decir, que el trabajador no tenga que interactuar con el sistema para pasar puntos intermedios.

Una barandilla o un sistema de redes bien instaladas protege a todo el que circula por la zona protegida, una línea de vida provisional no, entre otras cosas porque el sistema de anclajes intermedios obliga al usuario a interactuar con el sistema de protección de tal manera que si se usa de forma incorrecta el trabajador puede estar temporalmente desprotegido al cambiar su posición de un tramo a otro.

BR.- Por si sigues tan aferrado al nombre, el mismo reglamento indica que varios “equipos de protección individual” no son “equipos de protección individual” a los efectos del reglamento.

Pues a ver como salimos del lío porque resulta que según esa interpretación si me pongo un arnés + un mosquetón + un cabo de anclaje + otro mosquetón (ya no te digo si el cabo de anclaje va unido a un disipador de energía independiente) ¡¡¡¡ No llevo EPI’s!!! ¿Qué es lo que llevo? Si, ya sé que el ejemplo es rebuscado, pero a los efectos creo que sirve.

BR.- El cualquier caso, no entiendo esas peleas, si una protección colectiva afecta sólo a una contrata es responsabilidad de la contrata disponer de ella o ¿va a reparar el contratista las protecciones de los helicópteros, por ejemplo? son protecciones colectivas, como lo son las protecciones de las sierras, de las radiales, etc.

Si tienes esos problemas, la solución es sencilla, le dices al de contratación que incluya la clausula en el contrato (por ejemplo: los equipos, protecciones y medios auxiliares de uso exclusivo de la contrata serán por cuenta de ésta) o lo incluyes en el PSS al que todos los subcontratistas se adhieren sin leer.

Las discusiones vienen porque entre mis obligaciones está la optimización de los recursos que empleo en el desarrollo de mis funciones evitando ocasionar pérdidas innecesarias a mi empresa, porque una cosa es dotar de todo lo necesario y otra tirar el dinero.

No se trata de permitir que nadie trabaje en condiciones precarias (pondremos los medios que sean necesarios) pero pagará aquel a quién le corresponda, que esto es un negocio y no una fundación.

Por cierto que algunas empresas empiezan a incluir en los contratos cláusulas más que nada informativas para evitar esas peleas, pero la mayoría de las veces el que redacta el contrato desconoce esta circunstancia o se basa en radio macuto, no olvidemos que en este momento me muevo en el sector de la construcción y que todo el mundo sabe de PRL más que yo.

BR.- Por otra parte, si mantienes esa idea, puedes encontrarte con problemas, el artículo 4 del RD 773/1997 dice: “Los equipos de protección individual deberán utilizarse cuando existan riesgos para la seguridad o salud de los trabajadores que no hayan podido evitarse o limitarse suficientemente por medios técnicos de protección colectiva o mediante medidas, métodos o procedimientos de organización del trabajo.”

No entiendo cómo puedes justificar que no se puede instalar una línea de vida “fija” (que si pareces considerar como protección colectiva) y, sin embargo, si se pueda instalar una línea de vida portátil.

Si por jerarquía e idoneidad se tratase, antes de utilizar cualquier tipo de línea de vida acudiría a otros sistemas como pueden ser las redes de seguridad (presupongo que las barandillas no son de aplicación), pero todo en esta vida depende de las circunstancias y de que la inversión justifique la mejora de un sistema a otro.

Las redes de seguridad por ejemplo, por más que me gusten y las haya utilizado con frecuencia, en determinados procedimientos para construir viaductos son excesivamente caras, poco versátiles y dificultan determinados trabajos, sin contar que incluso puede llegar a ser más peligroso colocarlas que utilizar otro medio. No quiero generalizar, cada caso es un mundo y hay que evaluarlo y valorarlo

Además, un sistema de líneas de vida no debería estar diseñado para soportar una caída, lo interesante es que su diseño impida que la caída se produzca.

Por otra parte, una línea de vida fija suele ser muy poco operativa en obra, siendo más propia de instalaciones industriales y otro tipo de trabajos.

BR.- Bueno, en realidad no te vas a encontrar con problemas por esto, en este país nadie hace caso a esta exigencia legal.

En esto estamos casi completamente de acuerdo porque en eso somos expertos y digo casi porque alguna honrosa excepción hay por esos mundos de la prevención.

Espero haber dado respuesta adecuada a todas las objeciones.

Anuncios

11 Responses to Las irritantes líneas de vida II…

  1. Boca Rana says:

    Bueno, no parece que me haya explicado muy bien…

    Primero, definamos la pregunta, en éste artículo está bastante clara, en el anterior había dos:

    ¿Quién debe proporcionar las líneas de vida provisionales?

    ¿Son las líneas de vida provisionales EPI’s según la legislación de prevención de riesgos laborales?

    Respecto de la primera pregunta creo que estamos de acuerdo, en la mayoría de casos (creo que el autor del artículo diría siempre) debe proporcionarlos la contrata que las use.

    Respecto de la segunda pregunta (que es de la que voy a hablar) hay que recordar que, aquí, no vamos a venderle líneas de vida a nadie ni las vamos a fabricar, vamos a usarlas. Por tanto, la normativa sobre el mercado armonizado no es la aplicable, la aplicable es la de PRL. Por supuesto, a la hora de comprarlas si será aplicable, pero compras no depende de PRL en ninguna empresa que yo conozca.

    El que los técnicos de prevención debamos conocer y manejar multitud de normativa aplicable no significa que dicha normativa sea legislación de PRL.

    ¿Qué quiero decir con ésto?: a efectos de fabricación y comercialización de líneas de vida provisionales nadie discute (bueno, yo no lo discuto) que son EPIs, pero, como deja meridianamente claro el RD RD 773/1997, no todos los EPI’s son EPI’s a efectos de legislación de PRL.

    Redundando en lo anterior estaba mi comentario anterior: “BR.- Por si sigues tan aferrado al nombre, el mismo reglamento indica que varios “equipos de protección individual” no son “equipos de protección individual” a los efectos del reglamento.”… la frase “varios “equipos de protección individual”” no se refiere a un conjunto de EPI’s (más o menos concatenados), si no a distintos “tipos”, “clases” etc., el RD deja bien claro que es también aplicable a “cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin.”

    Volviendo a la cuestión, debemos recordar el artículo 3.1 del código civil “ las normas se interpretaran según el sentido propio de sus palabras…”.

    El art. 2.1 del RD 773/1997 define el EPI como “cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos”. La línea de vida portátil no es llevada o portada por el trabajador para que le proteja, si el trabajador la lleva es para colocarla, y es una vez colocada (cuando ha dejado de ser llevada o sujetada por el trabajador) cuando le protege de uno o varios riesgos, no cuando la lleva o sujeta. Insisto dice “llevado o sujetado para…”. Un inciso: los conectores (mosquetones) que lleva el trabajador son EPI’s, los conectores (mosquetones) que sujetan (generalmente en los extremos) las líneas de vida no son EPI’s, con independencia de que sean de la misma marca y modelo y que, incluso, hayan llegado a la obra en la misma caja. Creo que con ésto quedaría zanjada la cuestión: el que un EPI sea considerado EPI a efectos de legislación de PRL está determinado por el uso del equipo, no por la “naturaleza” del mismo o dicho de otro modo, un mismo equipo será considerado EPI en función de su uso.

    Respecto de las “peleas”, está claro que no todas las empresas son iguales. En donde yo estaba, nos consultaban las clausulas de los contratos (en lo relativo a PRL) y nuestra opinión raramente era discutida, ni por el jefe de obra, ni por la DF, ni por la propiedad, es más, solían consultarnos. Ahh, por si no ha quedado claro, yo también estaba en la construcción.

    Y, respecto de la optimización de los recursos… con independencia de si son EPI’s o no, las líneas de vida portátiles las debe proporcionar el subcontratista, no la constructora (excepciones, si ésta ha de ser usada por dos o más subcontratas a la vez o si la han de usar trabajadores de la constructora).

    Y en relación a “No entiendo cómo puedes justificar que no se puede instalar una línea de vida “fija” (que si pareces considerar como protección colectiva) y, sin embargo, si se pueda instalar una línea de vida portátil”.

    No se trata de una cuestión de jerarquía, se trata de un imperativo legal, el artículo 4 del RD 773/1997 no es más que otra forma de redactar el punto 15.1.h de la Ley 31/1995 (tan olvidado en éste país) “Adoptar medidas que antepongan la protección colectiva a la individual”. En cualquier situación en se vaya a usarse una línea de vida portátil, podría instalarse una linea de vida “fija” (provisional o no), si consideras que la línea de vida portátil es un EPI (insisto, a efectos de PRL) y la instalas, estas incumpliendo el art. 4 del RD 773/1997 y el pto. h del art. 15 de la Ley 31/1995.

    En otra parte podemos discutir si una línea de vida “fija” es adecuada o no en construcción, si las líneas de vida están o no diseñadas para soportar una caída, etc.

    Cambiando de tema, te he leído varias veces y, en general, estoy muy de acuerdo con tus opiniones, incluso, en este caso, coincidimos mucho más de lo que parece, la diferencia es que tu le llamas “Pepe” y yo le llamo “José”, pero ambos coincidimos en que su compra e instalación es cosa de la subcontrata.

    Me gusta

    • xomaloga says:

      Nuevamente brillante en la argumentación y en efecto las diferencias son meramente de matiz, pero un matiz que me ha dado en la practica diaria más de un dolor de cabeza y por eso el que hable de ello, más como terapia que otra cosa.

      En lo referente a quién ha de proporcionar las líneas de vida, como dice la legislación le corresponde al empresario responsable, que en el caso de equipos de protección individual es el de la subcontrata (en el ejemplo que usamos) pues el empresario ha de dotar a sus trabajadores de los EPI necesarios y en el caso de protecciones colectivas es el contratista como “responsable” de la seguridad global. Independientemente claro está de que lo único importante es que dispongan de lo necesario, lo pague quien lo pague.

      En lo referente a la definición creo que tal vez radica ahí el equívoco, me explico, no se trata de si vamos a vender el EPI, se trata de que vamos a comprarlo y por lo tanto ese EPI ha de estar “homologado” y cumplir una serie de normativas y disponer de marcado CE, de lo contrario no disponemos de ninguna garantía al respecto.
      Por otra parte, al igual que ocurre con los equipos de trabajo en general, cualquier EPI o protección colectiva ha de utilizarse siguiendo las instrucciones del fabricante, si miras el folleto que acompaña a las líneas de vida provisionales verás que se ajustan a la UNE EN 795 y que definen su producto como EPI destinado a ser utilizado simltaneamente por 1, 2, 3… usuarios de forma simultánea.

      Naturalmente el cumplir las normas implica que se ajustan a los parámetros de resistencia de una caida (o varias, que este es otro tema peliagudo) en determinadas condiciones, pero lo que yo opino es que mejor poner los medios para que en lugar de retener una caída la impidan si es posible, entre otras cosas porque sale más barato.

      No hace falta que discutamos la adecuación de una línea de vida en construcción, seguro que existen un monton de ejemplos (ej.: Ejecución de estructuras con carros lanza-vigas) pero no es lo habitual y obviamente cuando hablo de líneas de vida siempre estoy considerando que no es viable otra fórmula de protección, más que nada porque no basta con colocarlas y “palante”, hay que saber usarlas.

      Otro matiz, los conectores son siempre EPI, los que son protección colectiva son los cáncamos y anclajes estructurales.

      En todo caso es un placer debatir contigo.

      Saludos

      Me gusta

      • Boca Rana says:

        Esto va a parecer un chat… 😉

        XMLG: “en el caso de protecciones colectivas es el contratista como “responsable” de la seguridad global”.

        Ésto ya te lo dije en el otro post, hay protecciones colectivas que son de “la obra” y otras que son de la subcontrata, las líneas de vida que sólo van a ser usadas por la contrata corresponden a la contrata, por que no son seguridad global, al igual que al contratista no corresponde arreglar las protecciones de una radial (también es una protección colectiva).

        Por otra parte, si los de contratación no te consultan respecto de las condiciones del contrato en lo relativo a PRL, ponlo en el PSS. Como tu vas a ser el único que lo lea, cuando en una reunión te discutan que las protecciones colectivas que afectan exclusivamente a una contrata corren por cuenta de ésta, les sacas el Plan y el acta de adhesión.

        Volviendo al tema ¿son EPIs o no?, a ver si puedo explicarlo con un ejemplo:

        XMLG: “Otro matiz, los conectores son siempre EPI, los que son protección colectiva son los cáncamos y anclajes estructurales.”

        Por ejemplo, el mosquetón Peltz VULCAN, con marcado CE 0082, según norma EN 362: 2004 clase B, si se usa como conector entre un arnés y un cabo de anclaje o entre un cabo de anclaje y una línea de vida es un EPI, este mismo mosquetón, si se usa para fijar una línea de vida o para sujetar la bolsa de herramientas o para escalar no es un EPI. Repito, a efectos de legislación de PRL lo que define si algo es EPI o no lo es es su uso.

        El problema es que no diferencias los dos ámbitos, por un lado está el de la comercialización (la comercialización incluye la compra) y fabricación, en la que todo lo que dices es correcto y por otro lado el de PRL. Por supuesto, no puedes comprar un EPI si no tiene el marcado CE y la homologación correspondiente (art 5.3 RD 773/1997), pero el hecho de comprar no está en el ámbito de la PRL (el hecho en si, la acción de comprar, al estar realizada por trabajadores si lo está, pero ésto es hilar muy fino), en el ámbito de la PRL está su uso.

        También es un placer discutir contigo.

        Me gusta

      • xomaloga says:

        En todo caso un chat sumamente interesante y útil, lástima que nadie más exponga sus ideas al respecto, claro que a lo peor somos los únicos que nos leemos las UNE… je,je…

        Sobre tu ejemplo, curiosamente la norma UNE-EN 369:2005: Equipos de Protección Individual contra caídas de altura: Conectores, se refiere a los Conectores básicos de clase B como conectores con cierre automático destinados a ser componentes, remitiéndonos a la UNE-EN 363:2002 en lo referente a definiciones (componente= parte de un sistema anticaídas).
        En ningún caso cambian o modifican la clasificación del EPI ninguna de las dos normas en función del uso que se le dé, lo mismo que por más que utilicemos un casco de obra para cascar nueces nunca será un cascanueces, un mosquetón Peltz VULCAN, además de magnífico, con la garantía de la marca y de diseño impecable, podemos usarlo hasta de llavero sin que deje de ser lo que es.

        Pero cuidado, que como bien indicas se trata de un mosquetón asimétrico, propiedad que lo hace recomendable sobre otras tipologías para enganchar el cabo de anclaje a la línea de vida, pero para enganchar la línea de vida al anclaje estructural (clases A1, A2 o B, ¡Ojo! Esta tipología B según UNE-EN 795 no se corresponde con la clase B de la norma UNE-EN 362:1995) otras como el tipo “pera” (HMS) o los simétricos (ver Kreitton para mayor detalle) son mucho más adecuados.

        Por otra parte, en PRL, la fabricación y comercialización de equipos de trabajo, EPI’s etc. forman parte íntima del propio sistema de gestión y además han de ser siempre considerados a la hora de comprar y luego aplicar un sistema de protección u otro.
        La propia “Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a las obras de construcción” hace referencia a las normas UNE que estamos señalando, que si bien no tiene carácter más que orientativo, mejor no desviarse de ella demasiado en caso de accidente, pues te aseguro como perito judicial que el juez no va a entender nuestra idea de flexibilidad.

        Una vez más saludos

        Me gusta

  2. Boca Rana says:

    Ahh, lo olvidaba…

    BR.- Bueno, en realidad no te vas a encontrar con problemas por esto, en este país nadie hace caso a esta exigencia legal.
    XMLG.- En esto estamos casi completamente de acuerdo porque en eso somos expertos y digo casi porque alguna honrosa excepción hay por esos mundos de la prevención.

    En lo de anteponer la protección colectiva a la individual, las excepciones se cuentan con los dedos de una mano.

    Me gusta

    • xomaloga says:

      Es probable que incluso sobren dedos, pero vamos a ser optimistas caramba, o eso o ya me explicarás esos premios de PRL que se llevan empresas y Técnicos a tutiplen….

      Me gusta

  3. Boca Rana says:

    XMLG: “En ningún caso cambian o modifican la clasificación del EPI ninguna de las dos normas en función del uso que se le dé”

    Éste es, precisamente, el quid de la cuestión… respecto de la fabricación y comercialización (que vuelvo a insistir, no es legislación laboral), no cambian su clasificación, respecto de la legislación laboral, si. Es más, el art. 2.2. del RD 773/1997, excluye, expresamente, algunos equipos de protección individual (y los menciona con ese nombre) del su ámbito de aplicación. Y las exclusiones no son por la naturaleza del EPI, lo son por el uso que se le da.

    En concreto, con respecto de las líneas de vida provisionales, lo que digo es una interpretación del RD, pero pongamos otro ejemplo, esta vez no interpretado, usando la definición de EPI del RD, tal y como la da:

    Un arnés, junto a su línea de vida y sus conectores (un modelo concreto y específico).

    Si lo usa un trabajador, es un EPI, si lo usa un militar o un policía, no; insisto, exactamente el mismo (art. 2.2 c).

    Si se usa como parte de un equipo de socorro o salvamento, tampoco es EPI (art.. 2.2 b).

    Y aquí no hay interpretación que valga, es, directamente, el texto legal. Por cierto, el propio título del RD, señala claramente ésto: “sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual”.

    Pero, a efectos de fabricación y comercialización, los use quien los use, si son EPIs. Lo puse en mi anterior comentario: “no puedes comprar un EPI si no tiene el marcado CE y la homologación correspondiente (art 5.3 RD 773/1997)” (art 5.3: “… deberán reunir los requisitos establecidos en cualquier disposición legal o reglamentaria que les sea de aplicación, en particular en lo relativo a su diseño y fabricación”), no es orientativo, es imperativo legal.

    El porqué de esta discusión: las obligaciones del empresario son distintas si se considera EPI (a efectos del RD 773/1997) de si no se considera EPI, también es verdad que, como aquí no se cumple la Ley, da un poco igual esta distinción.

    Respecto del mosquetón concreto del ejemplo, usé ese por que fue el primero que localicé con marca y modelo, es verdad que no es el más indicado para fijar una línea de vida pero quería señalar como, cambiando el uso que le das, está dentro o no del ámbito de aplicación del RD 773/1997.

    XMLG: “Es probable que incluso sobren dedos”, yo diría que sobran todos, pero no quise ponerlo por no parecer demasiado pesimista.

    XMLG: “claro que a lo peor somos los únicos que nos leemos las UNE”, no es tan extraño, las UNE, pese a ser normas de obligado cumplimiento, tienen copyright y hay que pagar por ellas (o piratearlas), siempre he pensado que eso es inconstitucional (art. 9.3 “3. Constitución Española: La Constitución garantiza… la publicidad de las normas…” ), pero eso es otra historia. El verdadero problema es que muy pocos se leen también las leyes.

    Me gusta

    • xomaloga says:

      Pues como creo que nos entendemos medianamente bien y no queremos protagonizar la viñeta de Mafalda:

      Mafalda

      a falta de otras opiniones (que menos que un decálogo, o un cuarteto en lugar de un dúo de monólogos) busquemos otro tema interesante, total, como diría bart simpson: “Las tres tonterías que nos separan no son nada comparadas con las mil idioteces que nos unen”.

      Saludos, ha sido un placer.

      Me gusta

  4. Boca Rana says:

    Igualmente

    Me gusta

  5. Raul romero says:

    Hola muy interesante todo el articulo sobre las lineas de vida me gusto mucho gracias por compartir la información ….

    Saludos!
    Mi Pagina: lineas de vida

    Me gusta

    • xomaloga says:

      Gracias, compartir el conocimiento nos beneficia a todos.

      Me gusta

Me interesa tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: