Las irritantes Líneas de Vida,

Frecuentemente me sorprendo a mí mismo dando mil explicaciones y justificando ante  Jefes de obra o de producción decisiones, consejos o normas simplemente porque un encargado, un capataz o lo que es peor, porque un subcontratista completamente ajeno a mi empresa niega la mayor sin encomendarse a Dios o al diablo.

Esta situación no pasaría de ser una incómoda pérdida de tiempo si no fuese porque a mí, que acumulo “cienes y cienes” de títulos, miles de horas de formación y años de experiencia contrastada se me exige demostrar mis afirmaciones poco menos que con informes jurídicos, mientras que al indocumentado de turno se le atribuye de alguna manera un conocimiento infuso a modo de axioma que no precisa demostración al grito de “así se hace en todas partes”.

Ahí reside el cambio de lo incómodo a lo irritante y con frecuencia repetitivo y recurrente.

Uno de esos ejemplos es el caso de las líneas de vida provisionales que se instalan continuamente en obras, trabajos varios en altura, mantenimiento, etc.

En este caso la discusión viene dada por una estrategia aplicada por la mayoría de las subcontratas, que indican en sus evaluaciones, y así se ha de incluir en los correspondientes anexos al PSS, la utilización de líneas de vida provisionales en la ejecución de los trabajos, en la creencia de que se trata de protecciones colectivas y que así será el contratista quien las pague.

Naturalmente, el día que se incorporan a obra se encuentran con que no hay líneas de vida instaladas, que solo están colocados los anclajes estructurales y que si quieren trabajar han de dotarse de material adecuado o pagar por las que nosotros les suministremos.

Y ahí comienza el lío, porque el subcontratista llama muy enfadado a mi Jefe de Obra llamándome de todo menos guapo, dejando bien clara mi ignorancia e incompetencia y pidiendo mi cabeza.

Luego viene lo irritante, el tener que demostrar que mi palabra tiene valor, porque en toda la organización soy el único al que se le exige demostrarlo y también el único al que cualquier indocumentado se permite decirle sin rubor que no tiene “ni puta idea”.

En el fondo acaba uno disculpando al subcontratista, porque generalmente tiene detrás a un TPRL que realmente no sabe de qué habla. Pero también porque en los cursos de formación de algunos SPA de notable implantación se sigue enseñando a los trabajadores y mandos intermedios que las líneas de vida que se instalan en la obra son equipos de protección colectiva.

Como ya me he cansado de redactar mil veces el mismo informe justificativo, aquí dejo la explicación. Eso sí, espero que no seáis de los que creen que algo que asegura a dos es colectivo porque individual se refiere a indivíduo….

Las irritantes

Las líneas de vida provisionales y transportables se definen en la norma UNE-EN 795 como dispositivos de anclaje clase B, esto es, dispositivos cuyo diseño debe permitir conectar un EPI contra caídas mediante un conector adecuado y compatible de tal manera que no se pueda desconectar involuntariamente.
Los dispositivos de anclaje clase B están clasificados como EPI, por ello deben de contar con marcado CE y un folleto informativo del fabricante en el que entre otros aspectos relativos al uso mantenimiento y medidas de seguridad a contemplar, deberá indicar el número máximo de trabajadores que pueden anclarse simultáneamente a una misma línea de vida (disponibles desde 1 hasta 6 usuarios).

Un modelo de línea de vida provisional (Clase B según UNE-EN 795) de los existentes en el mercado

Las líneas de vida provisionales pueden precisar de la colocación de elementos de anclaje estructurales tipo cáncamos o similares. Estos elementos clasificados como clase A1 se consideran elementos de protección colectiva.

Anclajes clase A1 conforme norma UNE-EN 795 (protección colectiva)

IMPLICACIONES DERIVADAS DE LA NATURALEZA DE LAS LÍNEAS DE VIDA TEMPORALES

NOTA: Para una mayor claridad suponemos una obra en la que hay un contratista y un subcontratista que será el usuario de la línea de vida.

¿Quién los suministra?

Los equipos de protección individual (EPI) han de ser proporcionados por el empresario a sus trabajadores, que además ha de instruirlos en el correcto uso de los mismos. Por lo tanto corresponde al subcontratista salvo condicionantes contractuales.

¿A quién le corresponde asumir los costes derivados de su utilización?

El subcontratista usuario de la línea de vida temporal es el que ha de asumir los costes y responsabilidades derivados de su utilización.

¿Quién instala los anclajes estructurales cuando son necesarios?

Al tratarse de elementos de protección colectiva, su instalación y mantenimiento corre a cargo del contratista salvo condicionantes contractuales.

¿Como debemos actuar si el subcontratista no dispone de los equipos adecuados?

Independientemente de las obligaciones como empresario del subcontratista, el contratista tiene el deber de vigilar el cumplimiento de la normativa de PRL por parte de sus subcontratas.
Por lo tanto si fuese necesario el contratista procederá a instalar las líneas de vida temporales, repercutiendo los costes derivados (material, mano de obra…) sobre la empresa subcontratista.
En todo caso nunca se permitirá que los trabajadores se expongan a situaciones de riesgo.

Anuncios

12 Responses to Las irritantes Líneas de Vida,

  1. Bravo, bravo y bravo!!! No puede quedar mas claro, enhorabuena por el articulo.

    Me gusta

    • xomaloga says:

      Gracias @enriquealario , de tanto repetirlo obra tras obra ha sido hasta fácil redactarlo, pero me apuesto un euro a que seguiré dando explicaciones a indocumentados de todo tipo.

      Gracias también porque los que desgraciadamente no tenemos abuela, necesitamos muchos @enriquealario que nutran nuestro sin duda desmedido ego, especialmente cuando tienen la capacidad de trabajo y de atención a su página personal que tu tienes.

      Me gusta

  2. Iosu Albeniz says:

    Un artículo maravilloso y fiel reflejo de lo que acontece a diario en las obras de construcción.

    Enhorabuena y gracias Xosé Manuel.

    Me gusta

  3. xomaloga says:

    Gracias, espero que sea de utilidad.

    Me gusta

  4. Antonio says:

    Gran artículo, Xosé Manuel, lo único que no veo claro es que un anclaje sea un elemento de protección colectiva, porque proteger, lo que se dice proteger… En lo que sí coincido es en que deben ser proporcionados por el contratista y deberían estar ya contemplados en la fase de diseño de la instalación, al menos el tipo de anclaje a que te refieres, que podríamos asimilar a un clase A o C según se describe en la NTP 809.
    Muchas gracias por la aportación.

    Me gusta

    • xomaloga says:

      Si, la verdad es que puede llegar a ser un tanto confuso, pero así lo define la norma.
      Las líneas de vida son uno de esos ejemplos en los que la definición de protección colectiva o individual son más confusos, pero si los analizas en cuanto a sus características verás que al final las definiciones son adecuadas.

      Me gusta

  5. José Antonio Gómez says:

    Muy bueno Enrique, me he visto reflejado en el artículo en otros aspectos que me toca sufrir relacionados con la Coordinación de Actividades Empresariales. No hay nada como tener claras las cosas.

    Me gusta

  6. HERNAN ALCOTA L says:

    Un gran articulo Xose Manuel, es el reflejo de lo que habitualmente sucede en áreas operativas. Personalmente me toca vivir situaciones de este tipo en la mediana y pequeña minería en mi país “CHILE”.

    Me gusta

  7. Javier says:

    Es el día a día el lidiar con encargados, empresarios que lo más redondo que han visto es un dado. Muy buen artículo.Un saludo

    Me gusta

  8. Rarugon says:

    Gracias por el argumentado coherente y sosegado.
    Lo peor es que parece que la crisis está alimentando a los encargados y jefes de equipos de pensamiento estrecho y obcecado, ya que son los que se quedan en obra.
    En nuestro caso las Direcciones Facultativas nos obligan a instalar, comprobar las líneas de fijación de seguridad y a dotar a todos los subcontratistas de los correspondientes arneses con sus dobles dampas. Conseguimos que se instalen, se usen adecuadamente, se realice un adecuado mantenimiento y quitarnos calentamiento de cabeza y discusiones como las que has descrito.
    Lo dicho, gracias

    Me gusta

  9. Boca Rana says:

    Vaya, ahora en este país las normas UNE, tienen mayor jerarquía que los reglamentos.

    El art. 2 del RD 773/1997 dice “1. A efectos del presente Real Decreto, se entenderá por equipo de protección individual, cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin.

    A menos que consideres a la línea de vida un “complemento o accesorio” no tiene mucho encaje en esa definición (la línea de vida portátil no protege a trabajador mientras la lleva o sujeta, si no cuando deja de hacerlo, a parte de eso, hay un uso evidente del singular “el trabajador” mientras que muchas líneas de vida están homologadas para más de un trabajador).

    Por si sigues tan aferrado al nombre, el mismo reglamento indica que varios “equipos de protección individual” no son “equipos de protección individual” a los efectos del reglamento.

    El cualquier caso, no entiendo esas peleas, si una protección colectiva afecta sólo a una contrata es responsabilidad de la contrata disponer de ella o ¿va a reparar el contratista las protecciones de los helicópteros, por ejemplo? son protecciones colectivas, como lo son las protecciones de las sierras, de las radiales, etc.

    Si tienes esos problemas, la solución es sencilla, le dices al de contratación que incluya la clausula en el contrato (por ejemplo: los equipos, protecciones y medios auxiliares de uso exclusivo de la contrata serán por cuenta de ésta) o lo incluyes en el PSS al que todos los subcontratistas se adhieren sin leer.

    Por otra parte, si mantienes esa idea, puedes encontrarte con problemas, el artículo 4 del RD 773/1997 dice: “Los equipos de protección individual deberán utilizarse cuando existan riesgos para la seguridad o salud de los trabajadores que no hayan podido evitarse o limitarse suficientemente por medios técnicos de protección colectiva o mediante medidas, métodos o procedimientos de organización del trabajo.”

    No entiendo como puedes justificar que no se puede instalar una línea de vida “fija” (que si pareces considerar como protección colectiva) y, sin embargo, si se pueda instalar una línea de vida portátil.

    Bueno, en realidad no te vas a encontrar con problemas por ésto, en este país nadie hace caso a esta exigencia legal.

    Me gusta

  10. xomaloga says:

    La respuesta a Boca Rana da para un artículo “per se”, así que como sus “pegas” y argumentos son muy interesantes le contestaré en otro artículo que llamaré “Las irritantes líneas de vida II”, porque aquí me saldría un comentario de tamaño exagerado.

    Espero publicarlo esta misma noche o mañana.

    Saludos.

    Me gusta

Me interesa tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: