Documentar la coartada

Monos sabios

(WIKIPEDIA) Esculturas de Hidari Jingorō en el santuario Toshogu en Nikko (Japón).

Si nos pasamos por cualquiera de los foros de opinión especializados en PRL y más aún en los sectoriales de Construcción, enseguida observaremos que el principal consejo que se va a ofrecer a los miembros de la comunidad es relativo a la importancia de documentar sus decisiones ante un eventual accidente, básicamente para utilizarlo como defensa ante una posible causa penal, o lo que es lo mismo, documentar la coartada.

Aparentemente parece una medida razonable y práctica, “si no me hacen caso, al menos puedo demostrar que no apruebo el hecho”, de hecho no seré yo quién lo cuestione en términos absolutos, pero a poco que repasemos lo más básico de la doctrina preventiva,  nos encontraremos que no basta con documentar y que tampoco es imprescindible.

Si la no aplicación de decisiones del TPRL implica la generación de situaciones de riesgo para los trabajadores, el TPRL no se mantiene al margen con un simple correo al Jefe de Obra o de Producción de turno,  su deber es impedir que la situación de riesgo se materialice y si ya ha sido generada impedir que se prolongue en el tiempo.

En este caso lo único que realmente puede exculpar al TPRL es la paralización del tajo bajo su responsabilidad y la consiguiente anotación en el Libro de Incidencias y comunicación en su  caso a la autoridad laboral. Un correo o una hoja de acta solo servirán para constatar que se tiene conocimiento del hecho infractor y que no se hace nada para interrumpirlo de inmediato.

La posibilidad de que nos despidan será más o menos elevada en función de diversas circunstancias, pero digo yo que mejor en el paro que en los juzgados.

En todo caso documentar coartadas es una triste visión de nuestro trabajo, dando por hecho que algo malo va a ocurrir cual fatalidad provocada por una extraña maldición cósmica.

Documentemos la prevención pero no lo hagamos “en previsión” hagámoslo por pasión.

NOTA: En TPRL obviamente incluyo a los CSS.

(Documentar la coartada: Serie "Errores frecuentes en nuestra profesión nº 1")
Anuncios

5 Responses to Documentar la coartada

  1. Xosé Luís Rey says:

    Estimado amigo:

    En demasiadas ocasiones y situaciones diferentes, podemos comprobar que “únicamente” se documenta, se registra, etc…, con el objetivo de “tener las espaldas cubiertas”.
    Otra de las “tipical spanish mangement system”

    Me gusta

    • Hola Xomaloga.
      Interesante tu postura. Pero no estoy de acuerdo en generalizar tu tesis, pues en la mayoría de los casos los TPRL no tienen potestad para paralizar los trabajos, por lo que la responsabilidad no es suya. Los Tecnicos de las empresas si no tienen esa autoridad en el plan de prevencion, solo podrán informar a sus superiores. Lo mismo sucede con los recursos preventivos. Pero no confundamos estas figuras con la del coordinador de seguridad, el cual SI tiene potestad para paralizar si se da una situación de riesgo grave e inminente.
      Felicidades por el blog
      Ramon Pérez

      Me gusta

  2. xomaloga says:

    Ramón

    En caso de riesgo grave e inminente cualquier trabajador tiene derecho a interrumpir su trabajo y abandonar la zona http://bit.ly/ymZmfn , los representantes de los trabajadores y los delegados de prevención a paralizar los trabajos y si eres el TPRL de esa obra más te vale paralizarlo o resignarte a lo que te espera…

    No solo el CSS puede hacerlo. En todo caso no va de esa circunstancia el tema del artículo si no más bien de aquellos que prefieren empapelarse que mojarse, que son legión.

    Gracias por vuestros comentario.

    Me gusta

  3. Si he entendido el artículo y estoy de acuerdo contigo en lo que buscas con su redacción, pero este punto creo que debe quedar claro. El derecho de un trabajador a interrumpir su trabajo por riesgo grave e inminente es EXCLUSIVAMENTE PARA ÉL, es decir, puede interrumpir su trabajo, no paralizar el de sus compañeros (esto se ha tratado ampliamente en todos los foros). Solamente tiene autoridad para paralizar los trabajos quien así lo tenga designado en el plan de prevención de su empresa (jefatura de obra, encargado, puede que recurso preventivo, puede que técnico de prevención, etc.).

    Me gusta

    • xomaloga says:

      En efecto tienes razón, muy oportuno tu apunte pues son varios los factores que determinan quién puede paralizar el tajo.
      Lo curioso es que los TPRL en general carecen de poder ejecutivo, lo que lleva a considerar lo que indico en mi artículo de forma aún más crítica hacia quienes buscan protegerse no se sabe muy bién de qué.
      Pero esa es otra historia…

      Me gusta

Me interesa tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: